Historia

Desde 1905

AGUSTÍ Y MASOLIVER, S.A. (AMSA) es una empresa centenaria fundada en 1905 por el señor Andreu Agustí i Bages, y administrada actualmente por la quinta generación de la familia.

Nació, como tantas otras empresas de carácter familiar, de este innato espíritu emprendedor del que los catalanes nos sentimos orgullosos y que ha hecho grande a nuestro país. La historia de AMSA es parte de la historia del país. Con clara vocación europeísta, estaba predestinada a abrir fronteras cuando los Pirineos eran una barrera poco menos que infranqueable. Carreteras abiertas o arregladas por AMSA nos tenían que llevar a la frontera francesa a través de Molló, Portbou, La Jonquera, Llívia y La Vajol, rutas que harían posible adentrarnos en el viejo continente y, al mismo tiempo, se convertirían en vías por donde entrarían miles de turistas.

Al circular por nuestras carreteras, es fácil ver el logotipo de AMSA, con una S alargada transformada en autovía, como para pregonar cuál es la tarea primordial de esta empresa que, en el transcurso de estos cien años, ha sobrevivido a épocas tan problemáticas como la Guerra Civil y se ha adaptado a las nuevas tecnologías y sistemas de trabajo.

El mérito de poder desarrollar nuestra actividad en el transcurso de tantos años ha sido posible gracias al equipo humano con el que siempre ha podido contar la empresa: los directivos, el equipo técnico y el personal de obra con una gran experiencia.